Inversiones financieras a corto plazo

Normalmente, cuando se habla de invertir solemos pensar en empresarios con corbata y maletín que mueven en bolsa grandes cantidades de dinero, ¿verdad?

Pero eso solía ser hace 10 años, ahora todo el mundo puede invertir, ya que no es necesario tener una suma gigantesca de dinero, sino que se puede empezar hasta con 10€ si se conoce cómo hacerlo.

Tenemos que tener claro que existen 3 tipos de inversiones según el plazo de obtención de beneficios:

  • A corto plazo: aquellas inversiones en las que los beneficios se obtienen antes de 3 años.
  • A medio plazo: aquellas en las que se obtienen entre 4 y 9 años.
  • A largo plazo: aquellas en las que se obtienen a partir de 10 años o más.

En este artículo te voy a explicar las inversiones a corto plazo y cómo invertir a corto plazo.

¿Listo?

¡Comenzamos!😉

👉 Inversión a corto plazo. Características

En primer lugar, antes de entrar en detalles vamos a ver a qué nos referimos con el término «inversión»:

Invertir es depositar un dinero en una entidad, empresa o herramienta financiera para, en un momento posterior, determinado por contrato, obtener unos beneficios superiores a la cantidad depositada.

En esta ocasión nos vamos a centrar en las características de las inversiones a corto plazo, es decir, aquellas en las que el beneficio se obtiene un plazo menor a 3 años.

¿Cuáles son las características de estas inversiones?

✅ Seguridad

En este tipo de acciones financieras vamos a ir a lo seguro, preservando el capital. No jugamos con las fluctuaciones anuales de la bolsa, ya que intentaremos evitar los riesgos que éstas conllevan. Buscamos productos con beneficios asegurados en un plazo corto de tiempo.

✅ Rapidez

Esta es la característica más significativa de esta herramienta financiera. Invertimos en productos que nos den beneficios en menos de 3 años. Productos con facilidad de liquidez, que podamos convertir rápidamente en dinero, para así seguir invirtiendo y obtener mayores beneficios.

👉 Dónde invertir a corto plazo

Como ya te he dicho, debemos buscar productos en el que el margen de beneficios sea corto, por lo que debemos alejarnos de productos como planes de pensiones o invertir en bolsa.

Otro de los factores a tener en cuenta, y que más de una vez te lo he repetido, es diversificar las inversiones. No podemos poner nuestro dinero en un solo «saco», ya que podemos perderlo todo de golpe.

Divide y vencerás.

Hay varias opciones de inversión que podemos utilizar para obtener beneficios a corto plazo:

  • Cuentas de ahorro: Son productos similares a las cuentas corrientes, pero que te generan un interés por el dinero que tienes ahí. Actualmente la mayoría de estas cuentas casi no dan rentabilidad, aunque hay excepciones como algunas cuentas de ahorro con las que trabajamos que dan un 2,5% TAE a un año.
  • Depósitos o Imposiciones a Plazo Fijo: Son productos de inversión en los que dejas tu dinero inmovilizado durante un periodo de tiempo (normalmente es un año, pero los hay de 2 y 3 años también) y, a cambio, el banco te da unos intereses al finalizar ese plazo. Al igual que con las cuentas de ahorro, en los últimos años los depósitos han ido dando cada vez menos rentabilidad, pero hay algunos que dan un 3% o 4% anual. Si quieres conocer más detalles, solicita una sesión gratuita con nosotros.
  • Letras o Bonos del Estado: son productos que lanza el Estado para inyectar dinero al país, es decir, le cedes dinero a España durante un tiempo con un margen de beneficios determinado.

👉 ¿Por qué invertir a corto plazo?

Toda planificación financiera debe cubrir el corto, el medio y el largo plazo. Pero muchas veces el corto plazo lo dejamos de lado «porque ahora mismo los bancos no dan nada de rentabilidad».

Seguro que la frase anterior la has oído (o incluso la has pensado tú mismo) en alguna ocasión, ¿verdad?

Pues cada plazo de la planificación necesita de unas herramientas concretas y adaptadas a ese plazo.

Todo depende de los objetivos que quieras cumplir con tus inversiones. Ya que no es lo mismo querer obtener dinero para algo inmediato que querer ahorrar para tu jubilación, ¿verdad?

Lo que hay que tener siempre en cuenta, es que no se puede invertir a lo loco, siempre hay que saber realmente qué es lo que se está haciendo. Es decir, hay que invertir con cabeza, conocer muy bien el producto, cuáles son los riesgos y cuáles los beneficios.

👉 Reserva tu sesión gratuita de planificación financiera

Antes de contratar cualquier producto financiero hay que contrastar todas las opciones, ¿verdad?

Pues si quieres que te asesoremos en tus inversiones a corto plazo, hagamos un estudio y busquemos los mejores productos para ti. Para ello, puedes reservar tu sesión gratuita de planificación financiera en el calendario que aparece aquí abajo 👇 y te ayudaremos a crear tu plan de acción personalizado con los productos financieros que mejor se adapten a tu planificación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies